La alimentación en los mayores

Linea+ - ATamaño+ -
La alimentación en los mayores
El deseo de mantener una buena salud y funcionalidad y mejorar la calidad de vida, ha sustituido al simple deseo de vivir más tiempo. El incremento del porcentaje de personas de edad avanzada, sobre todo, en los países desarrollados, impone la necesidad de cambiar criterios.

Por otro lado, la repercusión de una alimentación equilibrada en la esperanza de vida media está bien demostrada y, por ello, el estudio de las deficiencias clínicas o marginales es fundamental en los países desarrollados, en los que, cada vez, es más patente la existencia de desnutriciones en grupos como el de los ancianos, altamente vulnerables a ellas; mientras que en los países en desarrollo son los niños los que más las padecen.

La información que existe sobre las características y efectos de la nutrición en las personas de edad es muy útil, pero, desgraciadamente, muy escasa. La interpretación de los datos sobre su estado nutricional está dificultada por la falta de estudios longitudinales que sigan y relacionen hábitos alimentarios, dietas y contenido nutricional y su repercusión en la salud.

La nutrición interactúa con el envejecimiento. El gran desafío al que se enfrenta el investigador es conocer las condiciones de alimentación que preserven mejor las funciones corporales y minimicen las enfermedades crónicas más prevalentes.

Por último, hay que tener en cuenta que en las personas mayores tiene especial importancia el consumo de agua, en sus diversas formas (bebidas o alimentos), aparte de la que se produce en el metabolismo de ellas. Por ello, cada día se le concede mayor importancia en general, y sobre todo en personas de edad avanzada, a la euhidratación, existiendo una clara relación entre la expectativa de vida y este parámetro, ya que conservar la euhidratación en las personas de edad avanzada no es fácil por que con la edad se pierden los mecanismos fundamentales de su mantenimiento, especialmente la sed.

En este sentido, también es de gran importancia en este grupo de población la recién estudiada elevación en ellas del umbral de las diversas sensaciones relacionadas con el placer de comer, especialmente, el sabor y el olor. Esto habrá que tenerlo muy en cuenta para reforzar la palatabilidad de las distintas recetas culinarias lo que, a veces, no es fácil hacerlo compatible con la salud ya que recordemos que los tres agentes palatables por excelencia son: la grasa, la sal y el azúcar.
MiniFen

Calendario

«

»

Lun
Mar
Mie
Jue
Vie
Sab
Dom

Nube de Tags

Anything in here will be replaced on browsers that support the canvas element

Instagram