FRUTAS EN LA PROMOCIÓN DE LA SALUD PÚBLICA

Linea+ - ATamaño+ -
FRUTAS EN LA PROMOCIÓN DE LA SALUD PÚBLICA
Es bien conocida la importancia para la promoción de la salud del consumo de frutas y verduras. Sobre ello trata un reciente informe conjunto de la OMS (Organización Mundial de la Salud) y de la FAO (Organización para la Alimentación y Agricultura de las Naciones Unidas), que identifica a la dieta, la nutrición y la actividad física, como factores importantes que influyen a la hora de desarrollar o no diversas enfermedades crónicas. Estos pueden ser modificados y con ello disminuir el riesgo de padecerlas, mejorando así la calidad de vida. La recomendación de la OMS y de la FAO a la población es la de consumir al menos 400 g. de frutas y verduras al día, lo que corresponde más o menos a unas cinco piezas o raciones (sin contar las patatas). Durante los últimos años, el rápido avance en numerosos campos científicos y, en particular, el de estudios epidemiológicos que estudian la relación de nuestra dieta y salud, han ayudado a clarificar el papel de los alimentos en la prevención y control del padecimiento o muerte prematura por ciertas enfermedades. Entre los principales factores de riesgo de varias enfermedades crónicas se encuentran la inactividad física, el bajo consumo de frutas y verduras, un alto consumo de sal y grasas saturadas, la presión sanguínea y colesterolemia elevadas, el sobrepeso y la obesidad. En concreto, enfermedades cardiovasculares, cáncer, diabetes, osteoporosis, obesidad y enfermedades dentales son objetivo de la OMS, para que mediante diversas estrategias, entre otras las nutricionales y dietéticas, se obtenga una reducción del riesgo de padecerlas. Entre los alimentos cuyo consumo debería aumentarse están las frutas y hortalizas, por ser alimentos que nos aportan gran cantidad y variedad de micronutrientes (vitaminas, minerales y otros fitoquímicos) y fibra, junto con un bajo aporte calórico. Una dieta equilibrada puede no solamente influir en la salud del presente, si no determinar si un individuo desarrollará o no ciertas enfermedades a lo largo de su vida. Un artículo científico publicado el pasado mes de octubre en la revista Public Health Nutrition indicaba un aumento en la disponibilidad de frutas y hortalizas per capita en la década de los años 90, respecto a la de los años 60, para todos los países del área mediterránea en general. El consumo diario de frutas y verduras en adultos varía mucho de unos países a otros, siendo España uno de los de mayor consumo. La población española tiene un consumo medio de frutas y hortalizas superior a 500 g. al día, según datos de la OMS para 2003, de los cuales más de la mitad corresponden a las frutas. La promoción del consumo de frutas y hortalizas es de gran importancia en salud pública, no sólo en países desarrollados sino también en los que se encuentran en vías de desarrollo, ya que la prevención primaria es una buena herramienta por su bajo coste y elevada eficacia. Los beneficios que reportan el consumo de frutas y verduras son, según la OMS, bastante significativos ya que hasta 2.7 millones de vidas podrían ser salvadas cada año si el consumo de las mismas aumentara. Actualmente se estima que las enfermedades cardiovasculares causan el 60% de todas las muertes y se prevé su aumento en los próximos 20 años, aunque podrán disminuirse si siguen las adecuadas pautas nutricionales y de estilo de vida. Respecto al cáncer en general, de acuerdo con datos recientes de investigaciones en Europa (Proyecto EPIC), su incidencia podría disminuir en torno al 5-12% si se aumenta el consumo de frutas y verduras.
MiniFen

Calendario

«

»

Lun
Mar
Mie
Jue
Vie
Sab
Dom

Nube de Tags

Anything in here will be replaced on browsers that support the canvas element

Instagram